Nulidad del despido: algunas consideraciones sobre la exigencia el pago de las cotizaciones previsionales hasta el último día del mes anterior al del despido.

El Mercurio Legal
11 de julio 2021
OPINIÓN / Pablo Vasseur G.

Ver noticia original

Recientemente, mediante sentencia de unificación Rol N° 29.180-2021, la Corte Suprema determinó que, para efectos de la nulidad del despido, el empleador debe encontrarse al día en el pago de las cotizaciones de seguridad social hasta el último día del mes anterior al despido, aun cuando estas se paguen el día 10 o 13 del mes siguiente (dependiendo de si es manual o electrónico).

Para contextualizar, debe señalarse que la denominada nulidad del despido, prevista en el artículo 162 del Código del Trabajo, es una institución aplicable a aquellos empleadores que, al momento del término de la relación laboral, poseen deudas previsionales con sus trabajadores. La sanción, quizás la más gravosa en materia laboral, consiste en que el empleador podría ser condenado al pago de las remuneraciones desde el término del contrato trabajo hasta la convalidación del despido, esto es, la regularización de las deudas previsionales y su comunicación al trabajador mediante carta certificada.

El problema al que se enfrentó la Corte Suprema residía en determinar cómo interactúa o se relaciona el citado artículo 162, que en lo pertinente establece que al momento del despido el empleador debe informar al trabajador sobre el estado de pago de las cotizaciones previsionales devengadas hasta el último día del mes anterior, con el Decreto Ley N° 3.500 que habilita a los empleadores a declarar y pagar las cotizaciones previsionales dentro de los 10 primeros días del mes siguiente a aquel en que se devengaron las remuneraciones, o hasta el día 13, cuando se realice por medios electrónicos.

En este caso concreto, los demandantes fueron despedidos el día 3 de febrero de 2017, siendo enteradas las cotizaciones previsionales el día 13 del mismo mes y año. En consecuencia, surgió la pregunta: ¿en la situación planteada, opera o no la sanción de la nulidad del despido?

La Corte Suprema concluyó que sí es procedente, interpretando que la posibilidad de efectuar el pago los días 10 o 13 del mes siguiente es una norma que regula la relación laboral vigente, mientras que la disposición del artículo 162 del Código del Trabajo se refiere específicamente a la hipótesis de término del contrato, por lo que, para la aplicación de la sanción de la nulidad del despido, debe primar esta última.

Más allá de los fundamentos esgrimidos por la Corte Suprema, esta sentencia no solo ratifica un criterio que ya había sustentado en otras oportunidades, sino que, también, reafirma la necesidad de las áreas de contabilidad, recursos humanos o de dirección de las empresas de revisar y eventualmente ajustar sus procedimientos internos para evitar este tipo de situaciones. Si bien en muchos casos no generará mayores problemas, para aquellos empleadores cuyos procesos de pago de cotizaciones normalmente se extienden dentro de los 10 o 13 días del mes siguiente, la decisión de despedir a un trabajador antes de esa fecha implicará no solo realizar la gestión administrativa correspondiente, sino que, eventualmente, podría tener incidencias en lo relativo a la confidencialidad o reserva de la decisión, la cual deberá ser transmitida al área correspondiente para efectuar el pago, con los efectos que ello podría generar, sobre todo en casos sensibles para la empresa.

En definitiva, me parece importante revisar las mecánicas internas, para evitar que la diferencia entre despedir a un trabajador el día 3 o 14 del mes implique —como en este caso— la aplicación de una sanción tan exorbitante como el pago de las remuneraciones y cotizaciones desde el despido (2017) hasta la fecha.